Cargas orgánicas y demandas de oxígeno en todas sus variedades

contaminacion-aguas

Entre otros, usted podría escuchar el siguiente comentario si se encuentra al lado de alguien interpretando unos resultados de análisis de agua residual:

“Este valor de DBO es pequeño para la DQO que tiene la descarga; podría indicar compuestos orgánicos recalcitrantes o alguna toxicidad. Podría confirmarse con una análisis de COT…”

Por un lado, podría sentirse abrumado ante generoso uso de acrónimos, por otro, podría sentir que sus resultados de análisis y su apego a la norma está en las manos del destino y fuera de su control, así que veremos en este post cada término y sus implicaciones.

Turbidez, Floculación y Sedimentación

turbidez

TURBIEDAD.

Se entiende por turbidez o turbiedad la falta de transparencia de un líquido debida a la presencia de partículas en suspensión. Cuantos más sólidos en suspensión haya en el líquido (generalmente se hace referencia al agua), más sucia parecerá ésta y más alta será la turbidez. La turbidez es considerada una buena medida de la calidad del agua, cuanto más turbia, menor será su calidad.

ORIGEN DE LA TURBIEDAD.

Hay varios parámetros que influyen en la turbidez del agua. Algunos de estos son:

  1. Presencia de fito-plancton, y / o crecimiento de las algas;
  2. Presencia de sedimentos procedentes de la erosión.
  3. Presencia de sedimentos re-suspendidos del fondo (frecuentemente revueltos por peces)
  4. Descarga de efluentes, como por ejemplo escorrentías urbanas.

Zeolitas – Medio Filtrante Revolucionario

Zeolitas

Las Zeolitas

Zeolitas son minerales volcánicos naturales con un gran numero de características que lo hacen único. Las zeolitas se forman cuando la ceniza volcánica se deposito en lagos antiguos alcalinos. La interacción de la ceniza volcánica con las sales del agua de los lagos produjo la alteración de la ceniza produciendo distinto tipo de materiales de zeolita.

¿Qué es el pH del agua?

Carbon Activado

El pH es una de las pruebas más comunes para conocer parte de la calidad del agua. El pH indica la acidez o alcalinidad, en este caso de un líquido como es el agua, pero es en realidad una medida de la actividad  del potencial de iones de hidrógeno (H +). Las mediciones de pH se ejecutan en una escala de 0 a 14, con 7.0 considerado neutro. Las soluciones con un pH inferior a 7.0 se consideran ácidos. Las soluciones con un pH por encima de 7.0, hasta 14.0 se consideran bases o alcalinos. Todos los organismos están sujetos a la cantidad de acidez del agua y funcionan mejor dentro de un rango determinado.